Saltar al contenido
R

¿Qué es la rotación trienal?

¿Qué es la rotación trienal?
5 (100%) 1 vote

La rotación trienal es una técnica de plantación y producción de diferentes rubros. Consiste en la rotación de cultivos y se fundamenta en la alternabilidad de plantas diferentes y con diferentes aportes nutricionales dentro de un mismo terreno y en diferentes ciclos con el fin de evitar la degradación del suelo y la propagación de enfermedades.

¿Qué es?

La rotación trienal era un sistema de cultivo típico de Europa Atlántica durante la Edad Media. Se basaba en la división del campo de cultivo en tres partes, se utilizaba una de ellas para los cereales de invierno, la segunda se dejaba en barbecho (abonada para que recuperara sus propiedades) y la tercera se utilizaba para cualquier otro tipo de cultivo de primavera.

Al año siguiente se alternaban las siembras en cada área. Este tipo de cultivo permitía obtener cultivos durante todo el año. Cada tres años se dejaba todo el terreno en barbecho para recuperar la tierra.

Este sistema era respetuoso con el terreno y permitía a las familias obtener el sustento y pagar los impuestos a los nobles.

¿Para qué sirve?

Este sistema permite:

  • Alternar la producción de diferentes plantas y producir alimentos con diferentes propiedades nutricionales.
  • Evitar la degradación del suelo.
  • Evitar la propagación de infecciones.
  • En su época, el sistema de rotación trienal sustituyo el de rotación bienal, conocido como año y vez, esto cambio los ritmos de crecimiento de la población y dio lugar al auge medieval.

Ventajas de la rotación trienal

La rotación trienal brinda muchas ventajas a quien la aplica en sus huertos:

  • Incrementa la variedad, calidad y cantidad de los productos que se obtienen.
  • Incrementa la fertilidad de la tierra, pues permite que los abonos se asienten adecuadamente.
  • Incrementa la salud de las personas porque permite que consuman una mayor diversidad de alimentos.
  • Facilita la nutrición de los suelos. Al emplearse plantas diferentes, estas contribuyen al mantenimiento del suelo. Por ejemplo, las leguminosas facilitan la fijación de nitrógeno, permitiendo que esté disponible para la próxima siembra de rotación.
  • Permite controlar plagas que pueden incidir en ciertos tipos de cultivos. Por ejemplo, si tenemos trigo y es atacado por la roya estas son erradicadas al incluir un cultivo insensible a ellas.
  • Ciertas malezas se asocian a ciertos cultivos, al rotarlos, las malezas no pueden enraizar correctamente y mueren.
  • Si se aplica en la actualidad se reduce el uso de fertilizantes, herbicidas y otras sustancias para controlar las infecciones que afectan los cultivos.