Saltar al contenido
N

¿Cómo se forman las nubes?

¿Cómo se forman las nubes?
5 (100%) 1 vote

Las nubes se forman cuando el aire y el vapor de agua se levantan calentados por la irradiación terrestre, a medida que aumenta la temperatura, el aire sube y se eleva hasta alcanzar el punto de rocío, momento en el cual se condensará el vapor de agua en gotas pequeñas o cristales de hielo. Estas gotas de entre 0,004 y 0,1mm, se encuentran en continuo movimiento se agrupan y dependiendo de las condiciones incrementaran su espesor.

¿Qué son?

Las nubes son hidrometeoros, es decir, están formadas por gotas de agua. Son una acumulación de gotas de agua en suspensión que se encuentran en constante movimiento.

¿Cómo se forman?

Cuando el calor del sol calienta el agua, la evapora y rompe los enlaces de las moléculas de H2O el aire forma un globo invisible que rodea las moléculas gaseosas y empieza a elevarlas.

Conforme se incrementa la altitud, baja la temperatura y en un momento determinado las moléculas se condensan formando una nube.

El punto exacto en el cual el agua se condensa hasta alcanzar el estado gaseoso se conoce como punto de rocío. Una vez que la nube se ha formado, el aire caliente que se encuentra en sus capas bajas asciende, dejando espacio para que más vapor alcance el punto de rocío y forme una nube más grande.

Todo este proceso libera energía, generando calor e incrementando el tamaño de la nube. La energía almacenada por una nube, incluso si es pequeña, equivale a 270 toneladas de dinamita. Toda esa energía, en situaciones adecuadas como zonas de baja presión, provocan tormentas y granizo.

Tipos de nubes

El movimiento del aire juega un papel fundamental en la formación de las nubes. Por ejemplo, si se crean vientos de intensas corrientes ascendentes, tendremos nubes de desarrollo vertical mientras que si el aire esta en reposo, aparecerán capas o estratos, esto da lugar a tres tipos de nubes: altas, medias y bajas:

Altas: Tienen el aspecto de una pluma, se forman a una altura de entre 7 y 13 km y no causan precipitaciones. Son indicadores de cambio de tiempo. En este grupo encontramos los Cirrus, Cirrocúmulus y Cirrostratus.

Medias: Cubren total o parcialmente el cielo, tienen aspecto uniforme o fibroso y se forman a alturas entre 3 y 6 km. No precipitan. En este grupo tenemos los Altocumulus y Alstrostratus.

Bajas: Tienen un aspecto algodonoso y pueden precipitar si tienen baja altura y un elevado desarrollo vertical. Se forman por debajo de los 3 km. En este grupo tenemos Stratus, Cumulus, Cumulonimbus.