Saltar al contenido
S

¿Cómo se forma el suelo?

¿Cómo se forma el suelo?
3.7 (73.33%) 3 votes

La formación del suelo inicia con la desintegración de la roca madre en fragmentos pequeños que a su vez, se destruyen y forman trozos más pequeños debido a los cambios de temperatura, humedad y actividad biológica. El suelo es la parte superficial de la corteza terrestre y debido a su proceso de formación, está conformado por minerales y partículas orgánicas.

¿Qué es el suelo?

Suelo son las diferentes capas de material orgánico e inorgánico que componen la corteza terrestre y sobre las cuales se desarrollan los ciclos vitales conocidos. Puede estar cubierto por agua como es el caso de océanos, mares, lagos y ríos, o no.

Su importancia radica en el hecho que sobre él se da la vida y que debido a los diferentes procesos naturales, pueden coexistir seres vivos como las plantas, los animales y los seres humanos.

Formación del suelo

El conjunto de alteraciones que sufren las rocas hasta constituir el suelo se conoce como meteorización. Este proceso está compuesto por la acción de diferentes factores físicos, químicos, biológicos y geológicos.

Factores físicos: Las grandes rocas se ven sometidas a la acción del hielo, los vientos, la lluvia, variaciones de temperatura y más. Esto provoca su fractura en rocas cada vez más pequeñas.

Factores químicos: Los minerales que se encuentran en las rocas al entrar en contacto con el aire o el agua se disuelven o se oxidan, creando sustancias con propiedades diferentes. En esta etapa de la meteorización, las rocas sufren cambios químicos y se descompone lentamente.

Factores biológicos: Plantas y animales provocan que las rocas se fragmenten en trozos más pequeños. La presión de las raíces de las plantas al crecer y la fuerza de los animales al excavar causan fracturas en las diminutas rocas.

La muerte de los animales y plantas provoca la acumulación de restos que, luego de un largo proceso de descomposición forma un compuesto denominado humus.

El Humus: Es la materia orgánica en descomposición que se encuentra en la capa superficial de la corteza terrestre y que al mezclarse con las rocas diminutas forma el suelo.

A mayor cantidad de humus en un terreno, mayor será su fertilidad.

Tipos de suelos según su proceso de formación

Los suelos pueden clasificarse según su proceso de formación en:

Sedimentario: Es un tipo de suelo en el cual las partículas que lo forman provienen de diferentes lugares y fueron transportadas y depositadas en este nuevo lugar.

Residual: Es el formado por la meteorización de las rocas de la misma zona donde se encuentra, presenta un escaso o nulo desplazamiento de partículas.

Relleno artificial: Son construidos por el hombre con fines diversos.