Saltar al contenido
A

¿Cómo respirar bajo el agua?

como respirar bajo el agua
¿Cómo respirar bajo el agua?

Respirara bajo el agua sólo es posible para los peces y demás criaturas que posean branquias o estructuras similares. Sin embargo, para nosotros es posible mantener nuestra respiración celular bajo el agua de forma inalterada por un tiempo mayor al normal si incrementamos nuestra capacidad pulmonar y desarrollamos la técnica adecuada, es entonces cuando podemos afirmar que si, respirar bajo el agua es posible.

Incrementa tu capacidad pulmonar

Lo primero que debes hacer es encontrar un lugar tranquilo en el cual practicar. Siéntate con las rodillas cerca de tu pecho y mantén la respiración durante todo el tiempo que puedas.

No te muevas, relájate, concéntrate en sentir tu corazón y como este reduce su ritmo. Un corazón que late lentamente requiere de menos oxígeno.

Cuando logres incrementar el tiempo que aguantas la respiración estando quieto agrega un nuevo nivel de dificultad. Hazlo mientras realizas un ejercicio suave como caminar.

Respiración diafragmática

Practica este tipo de respiración para incrementar el volumen de tus pulmones y la cantidad de oxígeno presente en tu sangre. Para ello inhala con el diafragma durante cinco segundos, incrementa un segundo cada inhalación para que tus pulmones desarrollen un mayor volumen.

Exhala lentamente, es normal sentir el impulso de exhalar de golpe pues tus pulmones empiezan a llenarse de dióxido de carbono. Exhala lentamente manteniendo la respiración. Una vez cese el impulso de exhalar, tu bazo liberará nueva sangre al torrente sanguíneo, esta sangre rica en oxígeno te mantendrá oxigenado por más tiempo.

Bajo el agua

Antes de ingresar al agua debes respirar varias veces durante cinco minutos relajando tu cuerpo. Ingresa al agua y siéntate en el fondo. Asegúrate de ubicarte en una zona poco profunda de la que puedas salir rápidamente con sólo ponerte en pie.

Nada lentamente, si debes respirar sal a la superficie y toma una gran bocanada de aire por la boca.

Al salir del agua exhala todo el dióxido de carbono remanente en tus pulmones, de esa forma podrás respirar aire fresco nada más salir.

Otras técnicas para respirar bajo el agua

Líquido: Según científicos rusos, existe un líquido que al llenar los pulmones de los buzos les mantiene oxigenados y les permite bucear hasta a 500 metros de profundidad. El líquido aún continúa siendo probado por el Fondo de Investigaciones Avanzadas (FPI, por sus siglas en inglés)

Meditación: Practicada por los  freedivers, consiste en meditar para calmar el corazón y reducir el metabolismo así como para ignorar las señales del cuerpo que incitan a respirar.

Bombeo bucal: Desarrollado por buzos que pescan con lanzas se trata de obtener todo el aire posible y luego, controlar con los músculos bucales, faríngeos y la glotis la garganta con el fin de enviar poco aire desde la boca a los pulmones.