Saltar al contenido
B

Etapas del barroco

El barroco fue un movimiento artístico que englobó prácticas como la arquitectura, la pintura, la música, la literatura, la escultura, la danza y el teatro. Se dividió en tres etapas: Barroco temprano o primitivo, entre los años 1590 y 1625; barroco pleno, entre 1625 y 1660; y barroco tardío, entre 1660 y 1725.

Se considera que su influencia fue mucho más allá que una corriente artística y tuvo implicaciones sociales y políticas.

¿Qué es?

Fue un periodo de la historia en la cultura occidental donde se planteó una nueva manera de concebir el arte y partiendo de diferentes contextos históricos y culturales, produjo numerosas obras en la literatura, escultura, arquitectura, pintura, ópera, música, danza y teatro.

Se presentó mayormente en Europa occidental, aunque debido al colonialismo se dio en numerosas colonias europeas, particularmente en Latinoamérica.

Abarcó todo el siglo XVII y principios del XVIII. Suele situarse entre el Manierismo y el Rococó. Durante el barroco se presentaron fuertes disputas entre los países católicos y los protestantes y diferencias políticas entre los Estados absolutistas y los parlamentarios, donde la burguesía empezaba a poner los cimientos del futuro capitalismo.

El arte del barroco era más refinado y ornamentado, conservando algo del racionalismo clasicista, pero adoptando formas dinámicas y efectivas. El público tenía mayor gusto por lo sorprendente y anecdótico, las ilusiones ópticas y los golpes de efecto.

Características

Entre las características del barroco se tiene que:

  • El término «barroco» proviene de un vocablo portugués (barrôco), que se utilizaba para denominar a las perlas deformes. Era una palabra despectiva para designar el arte caprichoso, recargado y grandilocuente.
  • El barroco heredo el escepticismo manierista, tenía un sentido de fatalidad y dramatismo.
  • El arte era más artificial y recargado. Era muy decorativo y ornamentado. Destacaba por el uso de los efectos ópticos.
  • Se valoraban los efectos sorprendentes.
  • En el comportamiento de las personas, se buscaba una actitud elegante, refinada, exagerada y altiva.
  • El barroco contaba con una visión pictórica y una composición de planos basada en la profundidad.
  • Hacia énfasis en la realidad de la vida y su carácter efímero, en los conceptos nacionales y religiosos.
  • La orfebrería en esta etapa alcanzó nuevos niveles de desarrollo, particularmente en plata y piedras preciosas. En Italia, por ejemplo, surgió una nueva técnica para revestir las telas y objetos con piedras semipreciosas como la ágata, el ónice, la cornalina y el lapislázuli.
  • En el teatro predominaba el uso de artificios visuales y decoración.
  • La ópera en la época tuvo un papel destacado, se cree que solo en Italia se estrenaron 30000 óperas y cerca de 50000 en todo el mundo.
  • En el barroco se alcanzó el perfeccionamiento del violín.

Etapas del Barroco

Barroco temprano (1590 – 1625)

El barroco se originó en Italia y su primera forma de expresión fue la pintura. Con la reforma de la Iglesia Católica Romana se pudieron implementar nuevos lineamientos al arte y su función.

En esta época los pintores competían por encargos asignados por la Iglesia, siendo los primeros en adoptar cambios estéticos. Se buscaba una iconografía más directa y teatral que exaltase los valores eclesiásticos y que llegara no solo a los intelectuales, sino a los iletrados.

El barroco inició con una reacción de la Iglesia ante los movimientos culturales revolucionarios y con idea más liberales.

En Roma la arquitectura tomó un mayor protagonismo, marcando la identidad urbana que se conserva hasta hoy en día.

Se daba importancia e intensidad al color de las obras, siendo Caravaggio uno de los mayores representantes de esta etapa.

El teatro daría sus primeros pasos a inicios del barroco, iniciando su consolidación para llegar a convertirse en una experiencia multisensorial.

Barroco pleno (1625 – 1660)

En esta etapa el barroco se consolidó como un movimiento en una gran variedad de artes y países. Se manifestó en todo su esplendor en Italia y España. En esta etapa Diego Velázquez fue uno de los pintores más prominentes.

La arquitectura marco la tendencia en el diseño se edificios europeos y latinoamericanos. Empleaban grandes ornamentos, domos e interiores vistosos que culminaban en una habitación maestra.

En la literatura destacaron William Shakespeare, Pedro Calderón de la Barca y Jean Racine. Los géneros más populares eran la dramaturgia y la poesía. En España se consolidó el Siglo de Oro de la literatura, con Miguel de Cervantes siendo considerado el primer novelista.

En la filosofía se tomó como objeto de estudio los elementos expresivos de las artes. Destacaron filósofos como René Descartes, John Locke y Francis Bacon.

Se empezaron a combinar las nuevas ideas del pensamiento con las viejas tradiciones religiosas.

Barroco tardío (1660 – 1725)

Se considera como el inicio del rococó, otro movimiento artístico y cultural. Las obras contaban con características barrocas y elementos de transición.

La pintura, la música y el teatro tomaron una mayor importancia histórica.

Los grandes frescos de las iglesias regionales fueron realizados en este periodo en Roma y Venecia. Destacaron pintores como Luca Giordano y Sebastiano Ricci.

La mayoría de las composiciones musicales fueron realizadas en esta etapa e incluso, después. Por esta razón, se suele debatir si la música barroca compartía los mismos conceptos estéticos y conceptuales de las otras artes.

Se popularizaron los conciertos y las sinfonías, las sonatas y las cantatas. La música estuvo muy relacionada con el teatro. Se consolidaron en esta etapa las artes escénicas.